¿Cómo celebrar San Valentín con niños?

¡El 14 de febrero se acerca! Aunque esta es una fecha que tradicionalmente se festeja en pareja, cuando hay niños en casa las reglas del juego cambian: llega el momento de celebrar el amor en todas sus versiones y de incluir a los peques en las celebraciones.

Pero, ¿cómo celebrar San Valentín con niños? Actividades para que los pequeños de la casa participen de este día tan especial hay muchas. Todas originales, divertidas y, sobre todo, perfectas para que disfrutéis de este día en familia. 

Nuestra misión en Mandarina es inspirarte con algunas ideas fantásticas que te ayudarán a planear una celebración de San Valentín que a los niños seguro les va a encantar. ¡Vamos allá!

5 actividades para celebrar San Valentín con niños

Celebrar San Valentín con los niños es una oportunidad genial para enseñarles el valor del amor, de la amistad y para mostrarles nuevas formas de expresar sus sentimientos a sus seres queridos. ¿Qué mejor manera de hacerlo que organizando planes que podáis compartir juntos en familia?

Lo más importante es pensar en actividades que les ayuden a entender que el amor se puede celebrar cualquier día del año y que no hacen falta regalos caros ni grandes gestos para manifestarlo. ¿Quieres saber algunas de las opciones favoritas de Mandarina? Te las contamos.

Preparar una cena especial

¿Hay algo mejor que una cena romántica para celebrar el día de los enamorados? Sí, una cena especial para toda la familia. A los niños les divertirá mucho poder participar de la preparación de todas las recetas y, además, es una excusa genial para hacer una actividad que estimule sus sentido y les ayude a desarrollar su destreza manual. Descubre en este post los beneficios de cocinar con los niños.

Podéis preparar recetas sencillas, servirlas de manera especial (por ejemplo, haciendo el postre con forma de corazón) y arreglar la mesa de manera bonita con flores y velitas. Si la hora de cenar es muy tarde para los peques, también podéis preparar un desayuno o una comida.

Decorar juntos la casa

En toda celebración que se precie, uno de los detalles más importantes es la decoración. Por eso, una manera de hacer que vuestro San Valentín familiar sea aún más especial es adornar juntos la casa para darle un look romántico y festivo.

Globos, corazones, guirnaldas… son solo algunos de los elementos que podéis preparar para hacer que vuestra casa luzca diferente y acorde al día que vais a celebrar. ¿Un consejo? Deja que los niños planteen las ideas de cómo quieren decorar cada rincón y luego ayúdalos a hacer su proyecto realidad con materiales que tengáis en casa. De esta manera los niños aprenderán que es posible reutilizar objetos y podrás hablar con ellos sobre la importancia de reciclar.

Apuntarse a talleres de San Valentín

Lo mejor del amor es tener con quién compartir momentos inolvidables. Por eso, los talleres de San Valentín son una alternativa perfecta para que los peques interactúen con otros niños y hagan nuevas amistades, todo mientras se divierten y desarrollan nuevas habilidades.

Por eso, en Mandarina hemos preparado la semana del amor. 7 días llenos de actividades y talleres geniales para que los peques celebren San Valentín disfrutando y aprendiendo mogollón. Podrán hacer greeting cards de San Valentín, preparar recetas deliciosas en un taller para pequeños cocineros del amor, hacer manualidades, pintar y hasta intercambiar corazones y globos de amor. ¡Pura diversión!

Escribir mensajes de amor

¿Qué tal sentaros juntos una tarde para escribir cartas o mensajes de amor? Es una forma estupenda de poder expresaros lo muchos que os queréis y, también, de decirles a vuestros seres queridos lo importantes que son para vosotros.

Además, para los niños es una oportunidad de buscar nuevas formas de expresar sus sentimientos, de practicar la ortografía y la gramática y de estimular su creatividad decorando las tarjetas con dibujos o coloreándolas.

Hacer manualidades para regalaros

Una buena manera de que los niños entiendan que para expresar el amor no hacen falta detalles costosos, es hacer con ellos manualidades para regalaros entre vosotros.

Pueden ser desde corazones de papel, hasta flores de origami, pasando por un dibujo o un cuadro. Lo importante es que lo hagan ellos mismos con sus propias manos y que dejen volar su imaginación. De esta manera, podrán potenciar su creatividad y aprenderán a valorar el esfuerzo y los detalles pequeños.  

¡Ya está! Esta es nuestra propuesta de actividades para que celebréis un San Valentín en familia con mucha diversión, mucho amor y mucha creatividad. ¿Os animáis a probarlas?

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *